Blanca de Lizaur, PhD, MA, BA, Especialista en contenidos

Etiqueta: Aprendizaje y desarrollo de habilidades de lecto-escritura

EL PODER DEL SONIDO –…por sus efectos lo conocerás–; charla de Julian Treasure

EL PODER DEL SONIDO –…por sus efectos lo conocerás–; charla de Julian Treasure

Multimedia, Para todos, Para:, Videos
Cuando uno de nosotros quiere comunicarse con los demás, busca cómo emplear los recursos que tiene a su alcance, para lograrlo. Esto significa que la intención comunicativa  detona una serie de procesos  que tienen como fin expresar nuestro mensaje –hacérselo llegar a quien queremos que lo reciba–. Contamos con muchas vías diferentes para lograrlo.  Por ejemplo:  Podemos expresarnos por ruidos, por voz, por gestos, por acciones, y por representaciones gráficas (mediante imágenes, alfabetos, ideogramas o códices); así como por medio de escenificaciones...  Y ya sea mediante medios (o vías, o tecnologías) naturales o artificiales, antiguas o novedosas –como los medios electrónicos y los dispositivos móviles–.   Pero lo importante no es tanto el medio que elijamos, como el mensaje que expr
Un test sobre los «medios»…: ¡A QUE NO PUEDEN DEJAR DE CONTESTARLO!

Un test sobre los «medios»…: ¡A QUE NO PUEDEN DEJAR DE CONTESTARLO!

Para gente de medios, Para:, Revista
En "El Misterio del espectador perdido", mencioné a la pasada que la literatura popular se caracteriza por su estética colectiva;  pero ¿qué significa eso? Para explicarlo, les voy a pedir que respondan algunas preguntas sobre obras y personajes del gusto de todos.. . Completen las oraciones siguientes, escribiendo sobre la línea la palabra que falte: . 1) En una obra policiaca, el "bueno" y el "malo" se encuentran frente a frente, y uno de ellos grita: "¡Suelta el arma, amigo, o te vuelo la tapa de ____  _______!" 2) En el momento más emocionante de una obra romántica, uno de los protagonistas exclama: "¡Nunca te dejaré, amor mío; nada ni nadie podrá _____________ nunca!" 3) Si usted abre un libro, y al primer vistazo descubre las palabras "nave intergaláctica", usted podrá
¿Leen? …NO ES CULPA SUYA, SINO DEL QUE LOS HIZO COMPADRES…

¿Leen? …NO ES CULPA SUYA, SINO DEL QUE LOS HIZO COMPADRES…

Para gente de medios, Para:, Revista
Defensa de historietas, revistas y novelas "comerciales" . I- PERO... ¿QUÉ, LOS JÓVENES LEEN? ─Pero, ¿qué, los jóvenes no leen?─, me pregunté al estudiar el cartel colocado en las paredes de una estación del metro, que invitaba a los jóvenes a leer. Ahora que, debo confesarlo, docenas de incipientes adultos caminaban a mi lado sin detenerse a leer ¡no a Shakespeare ni a Cervantes, por Dios!, sino un simple tablero de avisos. ─Pero, ¿qué, el resto de la gente lee?─, me cuestioné; para a continuación responderme yo misma, recordando los resultados de una encuesta, publicados en fecha aún cercana por un diario nacional (El Heraldo de México; 30 de septiembre de 1991). Pues sí: A pesar de los tristes augurios que durante años han vertido un amargo torrente de fatalismo sobre el previs
LA CÁNDIDA  LETRA-IMPRESA y su olvido de “lo normal”…

LA CÁNDIDA LETRA-IMPRESA y su olvido de “lo normal”…

Para todos, Para:, Revista
Una historia increíble y cierta. - I - a) Tengo entendido que hace muchos años, la Secretaría de Educación Pública quiso medir qué tan “inteligentes” eran las etnias indígenas de nuestro país. Para ello, aplicó “tests” –exámenes escritos–, en español, a amplias muestras de la población indígena de nuestro país. El resultado no pudo ser más desalentador: Según los “expertos”, nuestros indígenas podían ser considerados, mayoritariamente, como débiles mentales...Las autoridades acallaron aquella “vergüenza”, aceptando –en su interior– el doloroso resultado, pero sin entender su fracaso. La Revolución Mexicana había enarbolado el estandarte de las tradiciones populares y de la cultura indígena, y publicar aquello habría puesto en evidencia al México Revolucionario. b) Hoy sabemos que no
LO QUE LOS INTELECTUALES LEEN …a escondidas

LO QUE LOS INTELECTUALES LEEN …a escondidas

Para gente de medios, Para:, Revista
Pigmalión y Galatea...             El maestro repartió a sus alumnos de posgrado un poema escrito por un prestigiado creador contemporáneo. Después de unos minutos les pidió que señalasen sus líneas favoritas, pero nadie se atrevió a contes­tar: El poema, a pesar de la fama del autor, era francamente horri­ble. Y aunque nos han acostumbrado a decir que es bello lo que ha sido reali­zado con gran despliegue técni­co (sin importar que lo dicho sea espanto­so), aquel poema no tenía ni siquiera una técnica notable. Ahora bien, en el mundo de las letras se da una especie de tácito acuer­do por el cual los miembros deben mostrar aprecio por lo que todos los demás han exalta­do, sin impor­tar su calidad real; y esto nos ha obligado en ocasiones a alabar obras "cultas" de cuya calidad hemos tenid
Cómo escribir una película, PARA QUE DIGA LO QUE QUIERO

Cómo escribir una película, PARA QUE DIGA LO QUE QUIERO

Para las audiencias, Revista
El “mensaje” del autor...             Hace muchos años un maestro de la facultad se negó a explicar lo que era el “mensaje” de una obra, alegando que él mismo no lo sabía. Yo asumí en aquel entonces, que el astuto investigador evitaba así enfrentarse con los valores, ideas y creencias de sus alumnos, ya que el mensaje de una “historia” pone en evidencia, precisamente, la ideología del autor. La ideología –y esto es importante recalcarlo– es parte de lo que le da sabor a una obra, y potencia (positiva o negativamente) los sentimientos que ella despierta en nosotros. De ahí que la versión “políticamente correcta” (sin ideología) de un cuento como Blanca Nieves, tenga tan poco sabor narrativo, y ningún éxito de ventas, pese a las loables intenciones de sus autores (en ella se omitió la pala