Espectador Archivo

  • Durante las últimas décadas, los estudios literarios y de medios se han fusionado, y se han enriquecido con herramientas originalmente preparadas para otras disciplinas: la Antropología, la Sociología, la Psicología, las Ciencias Políticas, la Musicología, y muchas otras más...
De su colaboración, de hecho, nació una nueva disciplina ─la de los "Estudios Culturales"─, que se construye sobre una idea seminal: La de que todo producto y elemento de la cultura, responde a una cierta necesidad social, y refleja ─en cierta forma también─ nuestra realidad social.
Bajo este paraguas multidisciplinar, el análisis cuidadoso y experimentado de la ficción popular ─como las películas de Pedro Infante en México─, nos permite una comprensión privilegiada de nuestra realidad profunda ─nuestra "verdadera realidad", como diría Carlos Bousoño─.
Para muestra, basta un botón:  
.       La presente ponencia ilustra el punto, mejor que un grueso tomo de teoría...

    CUANDO LLORAN LOS VALIENTES…

    Durante las últimas décadas, los estudios literarios y de medios se han fusionado, y se han enriquecido con herramientas originalmente preparadas para otras disciplinas: la Antropología, la Sociología, la Psicología, las Ciencias Políticas, la Musicología, y muchas otras más... De su colaboración, de hecho, nació una nueva disciplina ─la de los "Estudios Culturales"─, que se construye sobre una idea seminal: La de que todo producto y elemento de la cultura, responde a una cierta necesidad social, y refleja ─en cierta forma también─ nuestra realidad social. Bajo este paraguas multidisciplinar, el análisis cuidadoso y experimentado de la ficción popular ─como las películas de Pedro Infante en México─, nos permite una comprensión privilegiada de nuestra realidad profunda ─nuestra "verdadera realidad", como diría Carlos Bousoño─. Para muestra, basta un botón: . La presente ponencia ilustra el punto, mejor que un grueso tomo de teoría...

    Sigue Leyendo...

  • Un vídeo vertiginoso y alucinante -y absolutamente parcial en favor de las redes sociales-, en el que los autores hacen un repaso veloz de lo que la revolución digital ha traído a nuestras vidas. El vídeo concluye que la fuerza que impulsa todos estos cambios, es la gente, lo que produce una "Socialnomics" (TM), o revolución modelada por todos.
Ahora bien, como él mismo reconoce, la fuerza visible que modela a esta revolución digital, es el consumo. 
Y esto significa que las agendas del contenido también influyen en internet...
De aquí que difícilmente podamos gritar que el poder ahora sí ha llegado a manos de "todos", como anuncia triunfante; ya que ciertamente también vale como ser humano el que no consume, y el que no está conectado, aunque esta nueva sociedad digital, por ahora, no los esté teniendo suficientemente en cuenta, o incluso los esté olvidando del todo.
En otras palabras: el pueblo no manda en internet (y en esta nueva sociedad construida sobre su base), ni más ni menos que en los demás medios.
Aún más: ¿Socialnomics (TM) no querrá decir, que los ideales y las ideologías que han resonado en las últimas décadas, se han visto reducidos finalmente a la sola mercantilización de cada aspecto de nuestras vidas...? 
Sin tener esto claro, no podremos hacer de la revolución digital, algo bueno realmente para todos, los conectados y los no-conectados...

El vídeo nos ofrece material de actualidad para ejercitar nuestras habilidades lectoras, con el fin de llegar más allá que donde el autor quiso llevarnos. Y ésta es su verdadera virtud.

    SOCIALNOMICS ™, La revolución de las redes sociales -un ejercicio para AFINAR NUESTRAS HABILIDADES COMO LECTORES EXPERTOS-

    Un vídeo vertiginoso y alucinante -y absolutamente parcial en favor de las redes sociales-, en el que los autores hacen un repaso veloz de lo que la revolución digital ha traído a nuestras vidas. El vídeo concluye que la fuerza que impulsa todos estos cambios, es la gente, lo que produce una "Socialnomics" (TM), o revolución modelada por todos. Ahora bien, como él mismo reconoce, la fuerza visible que modela a esta revolución digital, es el consumo. Y esto significa que las agendas del contenido también influyen en internet... De aquí que difícilmente podamos gritar que el poder ahora sí ha llegado a manos de "todos", como anuncia triunfante; ya que ciertamente también vale como ser humano el que no consume, y el que no está conectado, aunque esta nueva sociedad digital, por ahora, no los esté teniendo suficientemente en cuenta, o incluso los esté olvidando del todo. En otras palabras: el pueblo no manda en internet (y en esta nueva sociedad construida sobre su base), ni más ni menos que en los demás medios. Aún más: ¿Socialnomics (TM) no querrá decir, que los ideales y las ideologías que han resonado en las últimas décadas, se han visto reducidos finalmente a la sola mercantilización de cada aspecto de nuestras vidas...? Sin tener esto claro, no podremos hacer de la revolución digital, algo bueno realmente para todos, los conectados y los no-conectados... El vídeo nos ofrece material de actualidad para ejercitar nuestras habilidades lectoras, con el fin de llegar más allá que donde el autor quiso llevarnos. Y ésta es su verdadera virtud.

    Sigue Leyendo...

  • Hoy en día se culpa a la Revolución Digital –a la popularización de internet, los computadores personales y los dispositivos portátiles– de la caída de ventas de los medios de comunicación tradicionales y electrónicos.  Este artículo, publicado originalmente en 1994, desmiente este mito, ya que cuando el internet apenas tenía un año de nacido oficialmente, y gozaba de mucho menos alcance en México, los medios ya llevaban años (en algunos casos) o décadas (en otros)  perdiendo a segmentos importantes de su público.

Tan es así, que ninguno de las obras de las que da cuenta el artículo, recuperó ventas en los años que han transcurrido desde entonces (para cifras caso por caso, leer la nota añadida después del artículo):

Al revés que los productos "profesionales" de los medios, los contenidos autogenerados por el público y transmitidos por internet –pensemos en lo que la gente sube a FaceBook, Twitter, YouTube, o se manda por correo electrónico...–, son en su abrumadora mayoría absolutamente "limpios" –esto es: no chocan ni remotamente con los valores, ideas y creencias mayoritarios de su sociedad–. Y –¡vaya si gustan!– ...la gente los consume adictivamente.

La sociedad no puede enviar a los medios de comunicación un mensaje más claro y contundente –no puede presentar su caso con más fuerza–.  
¿A qué esperan los medios para reaccionar...?

    EL MISTERIO DEL ESPECTADOR PERDIDO tiene poco que ver con la Revolución Digital

    Hoy en día se culpa a la Revolución Digital –a la popularización de internet, los computadores personales y los dispositivos portátiles– de la caída de ventas de los medios de comunicación tradicionales y electrónicos. Este artículo, publicado originalmente en 1994, desmiente este mito, ya que cuando el internet apenas tenía un año de nacido oficialmente, y gozaba de mucho menos alcance en México, los medios ya llevaban años (en algunos casos) o décadas (en otros) perdiendo a segmentos importantes de su público. Tan es así, que ninguno de las obras de las que da cuenta el artículo, recuperó ventas en los años que han transcurrido desde entonces (para cifras caso por caso, leer la nota añadida después del artículo): Al revés que los productos "profesionales" de los medios, los contenidos autogenerados por el público y transmitidos por internet –pensemos en lo que la gente sube a FaceBook, Twitter, YouTube, o se manda por correo electrónico...–, son en su abrumadora mayoría absolutamente "limpios" –esto es: no chocan ni remotamente con los valores, ideas y creencias mayoritarios de su sociedad–. Y –¡vaya si gustan!– ...la gente los consume adictivamente. La sociedad no puede enviar a los medios de comunicación un mensaje más claro y contundente –no puede presentar su caso con más fuerza–. ¿A qué esperan los medios para reaccionar...?

    Sigue Leyendo...

  • Pocas veces se habla de lo que es el "mensaje" de una obra, ni siquiera cuando se estudia literatura.  Ahora bien, saber encontrar el mensaje de una obra es crucial, ya que nos permite cribar, separar, filtrar lo mejor de la obra, de lo peor; e impide que seamos engañados fácilmente. Se trata de desarrollar una habilidad que es fundamental para nuestra sobrevivencia en general, y para hacer mejor uso de los medios de comunicación, sin necesidad de recurrir a la censura ni limitar la libertad de expresión.  
La película Evelyn, estelarizada por Pierce Brosnan, es ejemplo de una obra popular creada por razones políticas para hacer avanzar una agenda que era impopular con el público al que se dirigía.  El sesgo (la desviación o alteración de la realidad) es tan grande, que resulta muy útil para ejemplificar lo que es el mensaje de una obra, y para mostrar cómo una narración puede manipular la realidad para lograr determinados fines.

    Cómo escribir una película, PARA QUE DIGA LO QUE QUIERO

    Pocas veces se habla de lo que es el "mensaje" de una obra, ni siquiera cuando se estudia literatura. Ahora bien, saber encontrar el mensaje de una obra es crucial, ya que nos permite cribar, separar, filtrar lo mejor de la obra, de lo peor; e impide que seamos engañados fácilmente. Se trata de desarrollar una habilidad que es fundamental para nuestra sobrevivencia en general, y para hacer mejor uso de los medios de comunicación, sin necesidad de recurrir a la censura ni limitar la libertad de expresión. La película Evelyn, estelarizada por Pierce Brosnan, es ejemplo de una obra popular creada por razones políticas para hacer avanzar una agenda que era impopular con el público al que se dirigía. El sesgo (la desviación o alteración de la realidad) es tan grande, que resulta muy útil para ejemplificar lo que es el mensaje de una obra, y para mostrar cómo una narración puede manipular la realidad para lograr determinados fines.

    Sigue Leyendo...

  • Este vídeo da pie a múltiples discusiones.  Pero lo que pocos comentarían, sería su adscripción gnóstica. Las señales son muchas:  Desde la palabra Prometeo, hasta el ojo en el triángulo, pasando por la contundente afirmación inicial de que el ser humano es un dios y de que por medio de internet, se "hará" omnipresente, omnisapiente y todo poderoso...
Este tipo de señales es fundamental para poder descodificar eficientemente su mensaje, y tomar una postura enterada, consciente, sobre lo que estamos viviendo.

    La revolución de los medios de comunicación, refleja LA NUEVA CONFRONTACIÓN: La de las MENTALIDADES

    Este vídeo da pie a múltiples discusiones. Pero lo que pocos comentarían, sería su adscripción gnóstica. Las señales son muchas: Desde la palabra Prometeo, hasta el ojo en el triángulo, pasando por la contundente afirmación inicial de que el ser humano es un dios y de que por medio de internet, se "hará" omnipresente, omnisapiente y todo poderoso... Este tipo de señales es fundamental para poder descodificar eficientemente su mensaje, y tomar una postura enterada, consciente, sobre lo que estamos viviendo.

    Sigue Leyendo...

  • Cuando hablamos de estéticas colectivas (como la de las obras más populares y la de las de las obras de tradición oral), se hace imposible divorciar al creador de su público. Los medios […]

    ARTÍCULOS QUE INTERESAN A TODOS (tanto creadores como consumidores)

    Cuando hablamos de estéticas colectivas (como la de las obras más populares y la de las de las obras de tradición oral), se hace imposible divorciar al creador de su público. Los medios […]

    Sigue Leyendo...

Página 1 de 11