Blanca de Lizaur, PhD, MA, BA, Especialista en contenidos

Etiqueta: La lectura en el mundo actual

Los otros problemas de los «medios»…: LA LENTA AGONÍA DE UN PUESTO DE PERIÓDICOS

Los otros problemas de los «medios»…: LA LENTA AGONÍA DE UN PUESTO DE PERIÓDICOS

Para todos, Para:, Revista
Algunas ciudades del extranjero nos causan, a la vez, admiración y desencanto. Las admiramos por sus amplias avenidas, sus kilométricas "cuadras" [manzanas], sus edificios de espejos, y su limpieza y orden.  Nos desencantan por sus banquetas [aceras] desoladas, sus gélidas cafeterías (literalmente heladas, pues el aire acondicionado está planeado para "echar" a la gente, y que otros clientes puedan ocupar prontamente las mesas), y por la ausencia de personas y voces que animen el ambiente. Encontrarse a una persona en la calle, de hecho, en lugar de dar seguridad, da miedo. Las ciudades de nuestro país tienen "vida" porque cuentan con caminantes en las calles, músicos improvisados, mercados callejeros, personas en las ventanas, grupos humanos de todas las edades platicando animadamente ─o
EL MISTERIO DEL ESPECTADOR PERDIDO tiene poco que ver con la Revolución Digital

EL MISTERIO DEL ESPECTADOR PERDIDO tiene poco que ver con la Revolución Digital

Para todos, Para:, Revista
Un importante productor  me comentaba, preocupado,  que el cine como espectáculo estaba muriendo.  Y es que la asistencia a las salas  (en número de personas, no de dinero cobrado por entrar)  ha disminuido progresiva, constante y notablemente en los últimos treinta años.  Por un lado, él culpaba de esto a la crisis económica;  pero principalmente, y como muchos,  él culpaba al "video" de que la gente ya no acudiera a las salas cinematográficas, porque, ¿quién querría ir al cine, pudiendo divertirse en casa? Esto, desde luego, suena lógico y razonable; pero adolece de un problema de contextualización adecuada.  ¿Por qué?  Pues porque si la culpa fuera del "video", sólo el cine habría perdido espectadores, y esto no es cierto:  La televisión en todo el mundo, también ha visto mermarse su
¿Leen? …NO ES CULPA SUYA, SINO DEL QUE LOS HIZO COMPADRES…

¿Leen? …NO ES CULPA SUYA, SINO DEL QUE LOS HIZO COMPADRES…

Para gente de medios, Para:, Revista
Defensa de historietas, revistas y novelas "comerciales" . I- PERO... ¿QUÉ, LOS JÓVENES LEEN? ─Pero, ¿qué, los jóvenes no leen?─, me pregunté al estudiar el cartel colocado en las paredes de una estación del metro, que invitaba a los jóvenes a leer. Ahora que, debo confesarlo, docenas de incipientes adultos caminaban a mi lado sin detenerse a leer ¡no a Shakespeare ni a Cervantes, por Dios!, sino un simple tablero de avisos. ─Pero, ¿qué, el resto de la gente lee?─, me cuestioné; para a continuación responderme yo misma, recordando los resultados de una encuesta, publicados en fecha aún cercana por un diario nacional (El Heraldo de México; 30 de septiembre de 1991). Pues sí: A pesar de los tristes augurios que durante años han vertido un amargo torrente de fatalismo sobre el previs
LA CÁNDIDA  LETRA-IMPRESA y su olvido de “lo normal”…

LA CÁNDIDA LETRA-IMPRESA y su olvido de “lo normal”…

Para todos, Para:, Revista
Una historia increíble y cierta. - I - a) Tengo entendido que hace muchos años, la Secretaría de Educación Pública quiso medir qué tan “inteligentes” eran las etnias indígenas de nuestro país. Para ello, aplicó “tests” –exámenes escritos–, en español, a amplias muestras de la población indígena de nuestro país. El resultado no pudo ser más desalentador: Según los “expertos”, nuestros indígenas podían ser considerados, mayoritariamente, como débiles mentales...Las autoridades acallaron aquella “vergüenza”, aceptando –en su interior– el doloroso resultado, pero sin entender su fracaso. La Revolución Mexicana había enarbolado el estandarte de las tradiciones populares y de la cultura indígena, y publicar aquello habría puesto en evidencia al México Revolucionario. b) Hoy sabemos que no
PARA AUDIENCIAS QUE AÑORAN DIVERTIRSE SIN SUFRIR (incluyendo a padres, maestros y todo tipo de consumidores)

PARA AUDIENCIAS QUE AÑORAN DIVERTIRSE SIN SUFRIR (incluyendo a padres, maestros y todo tipo de consumidores)

Para las audiencias
Esta página nace del descubrimiento --expresado por incontables estudios imparciales de consumo y científicos--...: De que la mayor parte de nosotros  quiere y necesita divertirse sanamente y en nuestra justa medida, conforme a nuestras culturas pluriseculares, por razones de salud tanto personal como social. Y de que, por lo mismo, si pudiera, la mayor parte de nosotros clamaría pidiendo contenidos sanos, baratos y divertidos,  pero  no encuentra la forma de que los medios y las autoridades la escuchen. Por eso reuniremos en la sección de "Para audiencias (padres, maestros...)", aquellos artículos que nos puedan resultar más útiles como consumidores de medios. Esperamos que les gusten.  Y contamos con que pronto querrán compartir con nosotros  sus experiencias, propuestas, mat
¡SALVEMOS A LA GENTE DE MEDIOS! (artistas, creadores, productores, editores, difusores…)

¡SALVEMOS A LA GENTE DE MEDIOS! (artistas, creadores, productores, editores, difusores…)

Para gente de medios
El monolito de piedra que hoy marca el centro de la Plaza de San Pedro en Roma, fue tallado en Egipto hace 4000 años. El emperador Calígula ordenó llevarlo a Roma en el año 37, lo que constituyó una verdadera proeza de la ingeniería en su momento, y también una prueba de la potencia del Imperio Romano. Casi 1550 años después --y por la evolución natural de la historia--, se hizo necesario trasladarlo al lugar que ocupa actualmente. Y aunque se trataba de un recorrido de sólo unos cientos de metros, se trataba igualmente de una labor ímproba y prácticamente imposible para la tecnología y los recursos de que se disponía en Roma, en 1586. Domenico Fontana, el ingeniero encargado, preparó la operación durante meses, probando mecanismos, poleas, cuerdas, palancas, y estructuras diseñadas