Blanca de Lizaur, PhD, MA, BA, Especialista en contenidos

Etiqueta: Morbo

¿Alguna vez se han preguntado, EN QUÉ CONSISTE EL MORBO?

¿Alguna vez se han preguntado, EN QUÉ CONSISTE EL MORBO?

Para gente de medios, Para:, Revista
. En nuestra lengua, y según el Diccionario de la Real Academia Española (conocido como  el "D.R.A.E."),  el morbo es la "alteración de la salud[...], la enfermedad".  De ahí que morboso sea todo aquello:  1°) "que causa enfermedad",  ó   2°), "que provoca reacciones mentales [...] insanas". En la lengua inglesa, y según el Diccionario Oxford,  "morbid" es aquella persona que "se caracteriza por un interés anormal e insano en temas perturbadores o desagradables, y particularmente en la muerte y la enfermedad"  (cfr.: http://www.oxforddictionaries.com/es/definicion/ingles/morbid ). En términos literarios, el morbo es un recurso que atrae la atención de la gente; es un "gancho".  En artículos anteriores hemos establecido que las obras de contenido más familiar, más "limpio" (esto es: qu
EL MISTERIO DEL ESPECTADOR PERDIDO tiene poco que ver con la Revolución Digital

EL MISTERIO DEL ESPECTADOR PERDIDO tiene poco que ver con la Revolución Digital

Para todos, Para:, Revista
Un importante productor  me comentaba, preocupado,  que el cine como espectáculo estaba muriendo.  Y es que la asistencia a las salas  (en número de personas, no de dinero cobrado por entrar)  ha disminuido progresiva, constante y notablemente en los últimos treinta años.  Por un lado, él culpaba de esto a la crisis económica;  pero principalmente, y como muchos,  él culpaba al "video" de que la gente ya no acudiera a las salas cinematográficas, porque, ¿quién querría ir al cine, pudiendo divertirse en casa? Esto, desde luego, suena lógico y razonable; pero adolece de un problema de contextualización adecuada.  ¿Por qué?  Pues porque si la culpa fuera del "video", sólo el cine habría perdido espectadores, y esto no es cierto:  La televisión en todo el mundo, también ha visto mermarse su
LO QUE LOS INTELECTUALES LEEN …a escondidas

LO QUE LOS INTELECTUALES LEEN …a escondidas

Para gente de medios, Para:, Revista
Pigmalión y Galatea...             El maestro repartió a sus alumnos de posgrado un poema escrito por un prestigiado creador contemporáneo. Después de unos minutos les pidió que señalasen sus líneas favoritas, pero nadie se atrevió a contes­tar: El poema, a pesar de la fama del autor, era francamente horri­ble. Y aunque nos han acostumbrado a decir que es bello lo que ha sido reali­zado con gran despliegue técni­co (sin importar que lo dicho sea espanto­so), aquel poema no tenía ni siquiera una técnica notable. Ahora bien, en el mundo de las letras se da una especie de tácito acuer­do por el cual los miembros deben mostrar aprecio por lo que todos los demás han exalta­do, sin impor­tar su calidad real; y esto nos ha obligado en ocasiones a alabar obras "cultas" de cuya calidad hemos tenid
PARA AUDIENCIAS QUE AÑORAN DIVERTIRSE SIN SUFRIR (incluyendo a padres, maestros y todo tipo de consumidores)

PARA AUDIENCIAS QUE AÑORAN DIVERTIRSE SIN SUFRIR (incluyendo a padres, maestros y todo tipo de consumidores)

Para las audiencias
Esta página nace del descubrimiento --expresado por incontables estudios imparciales de consumo y científicos--...: De que la mayor parte de nosotros  quiere y necesita divertirse sanamente y en nuestra justa medida, conforme a nuestras culturas pluriseculares, por razones de salud tanto personal como social. Y de que, por lo mismo, si pudiera, la mayor parte de nosotros clamaría pidiendo contenidos sanos, baratos y divertidos,  pero  no encuentra la forma de que los medios y las autoridades la escuchen. Por eso reuniremos en la sección de "Para audiencias (padres, maestros...)", aquellos artículos que nos puedan resultar más útiles como consumidores de medios. Esperamos que les gusten.  Y contamos con que pronto querrán compartir con nosotros  sus experiencias, propuestas, mat
¡SALVEMOS A LA GENTE DE MEDIOS! (artistas, creadores, productores, editores, difusores…)

¡SALVEMOS A LA GENTE DE MEDIOS! (artistas, creadores, productores, editores, difusores…)

Para gente de medios
El monolito de piedra que hoy marca el centro de la Plaza de San Pedro en Roma, fue tallado en Egipto hace 4000 años. El emperador Calígula ordenó llevarlo a Roma en el año 37, lo que constituyó una verdadera proeza de la ingeniería en su momento, y también una prueba de la potencia del Imperio Romano. Casi 1550 años después --y por la evolución natural de la historia--, se hizo necesario trasladarlo al lugar que ocupa actualmente. Y aunque se trataba de un recorrido de sólo unos cientos de metros, se trataba igualmente de una labor ímproba y prácticamente imposible para la tecnología y los recursos de que se disponía en Roma, en 1586. Domenico Fontana, el ingeniero encargado, preparó la operación durante meses, probando mecanismos, poleas, cuerdas, palancas, y estructuras diseñadas